TRAS LOS RASTROS del “Hombre caimán” (2)

Continuación… del  “Hombre caimán” (1)

Los rastros  trans-humanos del “caimán cienaguero” que arrebató  la vida a Tomasita y al joven pescador en Plato Magdalena, nos llevan a  muchas historias  a lo largo de las orillas  del Magdalena respecto a estos reptiles.

Pero también llenan a sus  ribereños de un temor subliminal y  por ser impredecibles sus ataques  provocan una tragedia cuando menos se piensa.  Un caso similar pasó en norte de Santander en el año 2009.

CAIMÁN PROVOCA MUERTE A NIÑA EN NORTE DE SANTANDER 

 

PINTURA “SE VA EL CAIMÁN” DE ALEJANDRO OBREGÓN

 obregon_mural Las rastros culturales de este mito son variadas, esta pintura de  Alejandro Obregón, pareciera rendir homenaje a la historia del “caimán cienaguero“, pero está realmente inspirada en la leyenda del “hombre caimán de Plato“; esta obra esta realizada en una tela de 9.40 metros por 16.30 metros destinada a ser el telón de boca del Teatro “Amira de la Rosa” de Barranquilla. El personaje principal es el caimán, pero como de otra versión extraída de la popular canción “Se va el caimán“, porro compuesto en el año 1941 por el músico barranquillero José María Peñaranda.

El rastro y mito  trans-humante encarnado en la canción “Se va el Caimán” se ha grabado en muchas variantes. Entre ellas, en 1944 el cine mexicano hizo uso de esta pegajosa melodía, entronizadola en una popular escena de la película “Pasiones tormentosas” . A continuación observaremos un fragmento de la mencionada cinta mexicana.

PELÍCULA “PASIONES TORMENTOSAS” 1944

Vistas las  cosas así, “El Hombre Caimán” es una leyenda que trata de la historia de un hombre cuya pasión por “espiar” a mujeres desnudas lo condenó a quedar convertido en un ser con cuerpo de caimán y cabeza humana y que se originó en la población   ribereña de Plato, Magdalena.

EL HOMBRE CAIMÁN

En Plato al igual que en Ciénaga, también se realiza un festival anualmente, donde  de forma tradicional, pero tal vez  inconsciente, se honra más a el reptil mitológico, protagonista de este ejercicio de apreciación artística musical, dancística y cultural.

El CAIMÁN.

Esta colaboración de Apreciación Estética fue elaborada por  estudiantes del Programa de Educación Artística de la Facultad de Ciencias de la Educación (Universidad del Atlántico):
Ana M. Conde, María A. Guzmán, Rosa M. Guerrero, Rocío Benjumea, María L. Romero, Marisol Gomez, Luis C. Barrera

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario