TRAS EL MITO del “Hombre caimán” (1)

EL MITO DEL HOMBRE CAIMÁN

Como rastro del mito del ¨Hombre caimán¨, esta triste noticia de un joven pescador evoca la legendaria historia de Tomasita, en Pueblo Viejo (Magdalena, Colombia) hoy conocido como Ciénaga.

Según la leyenda, aquella muchacha fue desaparecida también por un caimán en las orillas del Rio Grande de la Magdalena. Hoy la trágica suerte de Tomasita, es la mayor representación cultural del pueblo cienaguero, ya que su historia se convirtió a través de los años en tradición, danza y  fiesta.

CAIMÁN, DESAPARECE A PESCADOR EN PLATO

 

Ciénaga está localizada a orillas del Mar Caribe, junto a la Sierra Nevada. Su primera localización coincide con la del actual Pueblo Viejo y con una antigua aldea aborigen donde Fray Luis de Zapata estableció una parroquia en 1985.

Un 20 de enero día de San Sebastián, un grupo de pescadores se encontraban en una amena parranda en el barrio “Cachimbero”, nombre derivado del olor a tabaco o cachimba propio de los fumadores;la fiesta se realizaba en casa de Miguel Bojato, quién vivía allí con su esposa y sus dos hijas; Juanita y Tomasita. El padre dispuso que las hermanas fueran al mercado a comprar el ron y la comida para el festejo.

Todo era alegría,  aunque en vista de la tardanza de Juanita y Tomasita un ambiente de preocupación comenzó apoderarse de todos. De pronto aparece Juanita, Su padre presuroso, sale al encuentro y con voz entrecortada preguntó: “Mijita linda ¿Dónde está tu hermana?”. Juanita lo miró y gritando respondió: “ El caimán se la llevó ”.

Esta tragedia anunciada enraizó profundamente  y se expandió por todo el orbe expresivo de la alegría de los pueblos caribeños. Una reina del Carnaval de Barranquilla, desde el templete de la centenaria Plaza  de Ciénaga lo canta y lo baila así:

DANZA DEL CAIMÁN CIENAGUERO/ “SÍGUEME EL PASO” ADRIANA CEPEDA.  2013

Siguiéndole el paso a la comparsa actual del Hombre Caimán desde la versión  barranquillera, veremos otros aspectos en la próxima entrada del blog……….

Esta colaboración de Apreciación Estética fue elaborada por  estudiantes del Programa de Educación Artística de la Facultad de Ciencias de la Educación (Universidad del Atlántico):
Ana M. Conde, María A. Guzmán, Rosa M. Guerrero, Rocío Benjumea, María L. Romero, Marisol Gomez, Luis C. Barrera

EL HOMBRE CAIMÁN

 

 

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario