GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ Y LA SABIDURÍA

                                 gabo3                                                                   ”La sabiduría nos llega cuando ya no  sirve para nada”

Leer de Gabriel García Márquez en 1966, los primeros capítulos de ”100 años de soledad” publicados en el dominical del Espectador, poco tiempo antes de salir la primera edición (1967, Buenos Aires), era presentir una nueva forma  de sentir la literatura: nuestro propio cosmos y adiós Occidente; aún se ignoraba que Gabo a los 24 años había escrito el discurso de coronación de la Reina del Carnaval de Baranoa(Atlántico,Colombia ) y cuyo nombre completo, ahora en este momento, es cuando se conoce: Esther Consuegra Gallardo; tener en las manos los libros de la Editorial Oveja Negra de J. V. Katarain antes de salir exportados a a Norte, Centro, Sur de América y Europa; saber que Gabo también escuchaba a los Beatles y que lamentaba la muerte de Jhon Lennon; poder preguntarle a un joven escritor, colaborador de G.G. Márquez en su biblioteca personal, el motivo del golpe dado por Vargas LLosa al maestro costeño, y escuchar que allá en su casa no se hablaba de ese asunto;  intentar precisar las decenas de veces que Gabo vió un film de Akira Kurosawa para entender su estructura cinematográfica, era, es y será, para el que escribe, un roce de la sabiduría.

Sin entrar en el campo literario, hay una sentencia en la novela ”El amor en los tiempos del cólera” pero si algo habían aprendido juntos era que la sabiduría nos llega cuando ya no sirve para nada, frase que permanece oculta por su arisca picazón y que contraviene lo que comúnmente esperamos de la vida; comparada con otras reflexiones es huidiza, afilada y peligrosa.

Desde estas implicaciones sabias (no por sabias, molestosas) del enunciado citado se tejerán, por medio de la imágen audio-visual y del ”trailer como obra única”, connotaciones al universo de Garcia Marquez en homenaje a este maestro solitario del Caribe legendario.

gabo                                          gabo2

Admitir que todos estos ínfimos detalles no dan cuenta de su todo artístico existencial, da pie para saborear por medio de la imágen cinematográfica, lo que García Marquez incentivó en jóvenes artístas para contribuir  a expandir más el cosmos garciamarquiano. Caso de Shakira con sus canciones en la película ” El amor en los tiempos del cólera” con el río Magdalena de fondo a la inagotable corriente amorosa de Florentino y Fermina. Pero en profundidad allí está la evocadora ambientación escenográfica y las extrañezas propias de nuestra híbrida cultura caribeña.

Hay amores (como el río Magdalena que se funde en la arena del mar...)

Según documentales de imagen personal del escritor nobel, fue profundo estudioso y degustador del Cine. Estudió  para ello Dirección Cinematográfica y se especializó en la elaboración de guiones, en la edición y montaje cinematográficos como estrategias expresivas que superarían, el lo creía, al imaginario literario. En el siguiente clip, una fase de su vida en París, andanza disciplinada y de película, fundamental en su fructífera vida.

El coronel  y su vida en París

Una síntesis visual de la película ¨El amor en los tiempos del cólera¨. dirigida por Francesco Rossi nos evoca el tenor de un pueblo del Caribe ante lo inevitable de un destino,  al estilo griego; soberbias y enigmáticas respuestas a las situaciones graves del amor desamoroso. Una tragedia consiste en el triunfo del mal sobre el bien . ¿Quién realmente viola o posee a Angela Vicario? ¿Si el pueblo sabía de la anunciada muerte de Santiago porqué no se lo avisaron a tiempo? ¿Los sueños, sueños son? En fin, la vida terrible e indescifrable. Subrepticiamente las evocaciones de la época y su conglomerado humano ribereño.

Crónica de una muerte anunciada

La llegada lenta e inexorable de la vejez y después su  vertiginoso aceleramiento existencial y la insatisfacción por lo vivido es el centro esencial de la obra ”Memoria de mis putas tristes” que genera la cinta correspondiente dirigida por Henning Carlsen, en la que se ausculta la desgastada vida de los hombres, la conciencia de ello y  el enamoramiento deseado y mortal consabido, por una adolescente quién lo acepta por ayudar a su familia necesitada. Una concreción de fantasías cercanas a la línea de la muerte.

Memoria de mis putas tristes

Para suspender estas reflexiones propias de la memoria sensorial como acceso al pensamiento racional,  es bueno contrastar con alguien que si no fuera por él, el Arte no estuviera a las alturas actuales: Friedrich Nietzsche . Él, sienta las bases definitivas de que el conocimiento, la experiencia y la sabiduría dependen de los juegos del lenguaje.

Filósofo fundamental de nuestra Posmodernidad, se oculta de él su teoría del ”Eterno Retorno”; en este horizonte, profundización sobre los límites de la vida y sus relaciones cosmológicas, se puede pensar que encaja, o mejor al revés, que Gabriel García Márquez encaja en este escrutinio de la existencia humana en el Universo, y nos adentra en la esencia de lo que realmente es la Sabiduría, en lugar de vivir como inmortales, en el para sí ”ensimismado” de la egolatría actual.

A continuación un segmento del film ” El día que Nietzsche lloró” dirigida por Pinchas Perry, del género Ficción /Historia .

El día que Nietzsche lloró

Canción de la entrada: La despedida,  de Shakira

Deja tu comentario

Comentario

2 thoughts on “GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ Y LA SABIDURÍA

  1. Interesante articulo que nos permite conocer otras facetas de un Gabo, quien llego incluso a escribir un discurso para una reina de carnaval en Baranoa,pueblo en el que yo orgullosamente nací,muchas gracias profesor por mencionar estos aspectos no conocidos sobre la biografía de nuestro insigne Nobel de la Literatura colombiana!!!!Un sencillo homenaje póstumo a su obra y al artista de las letras!!

    • Bien. La reina del carnaval de Baranoa en esa fecha (1947) es hija de una hermana de mi madre. El discurso de G.G. Márquez se encuentra en la Internet.
      Gracias por tu comentario

Deja un comentario